Pensamos sentimos hacemos, creamos, movemos, cambiamos, enredamos, desenredamos, subimos, bajamos… y más cada día.

La vida puede ser complicada, pero hay momentos, ciertos momentos en que el tiempo parece que se para y podemos sentirnos llenos y vacíos a la misma vez, con una alegría que nace de un lugar que no depende de nada, ni de nadie. El instante se siente como si estuviese empaquetado al vacío y todos los pensamientos y sentimientos se aspiran, se escapan y generan más espacio interno, más libertad, y más flexibilidad.Llevamos capas y operamos desde distintos centros (intelectual, emocional, físico, sexual, y espiritual) pero hay veces, que en cuestión de segundos se pueden unir todos estos en uno, y sin pensarlo mucho nos podemos trasladar a un momento de unidad y silencio absoluto. Con la meditación se logra esto, está claro, pero también puede suceder espontáneamente, en un momento de consciencia. Y qué gusto da cuando nos concienciamos de la simpleza.

La naturaleza en general nos ayuda a entrar en estos espacios dentro nuestro en los cuales podemos sentir la calma absoluta. Pararnos frente al mar nos da un acceso directo y fácil a la gratitud y al presente. Sin embargo, el otro día, en uno de mis restaurantes favoritos, tuve una experiencia parecida a ésta con simplemente probar…. disculpen, pero sí, una ostra. Aunque pueda sonar contradictorio que algo que físicamente te llena pueda llevarte a una sensación de vacío, el sabor y olor de la primera ostra que comí me llevaron directamente al mar. Había tenido un día bastante ajetreado en Manhattan y esa ostra me llenó de mar, de vida, y me hizo acordar de la sensación de ligereza, de flotar en el agua sin necesitar nada más.

FullSizeRender-26No tenemos que comer ostras para sentir estas cualidades de frescura y simpleza, pero para mi ella fue un recordatorio del mar, que a veces se vuelve un recuerdo tan lejano para aquellos que vivimos en la ciudad, y nos olvidamos de lo importante que es el silencio, la pausa, y el sentir la grandeza de todo.

Y gracias a este momento, decidí investigar un poco más acerca de este molusco, y vaaaaaya beneficios con los que me encontré!

FullSizeRender-28Aquí van:

Es uno de los alimentos más ricos en zinc: El contenido de zinc que se encuentra en las ostras es muy alto: contiene 1,500% de las necesidades diarias de este mineral, en una sola porción. Es un mineral extremadamente importante ya que se encuentra en cada tejido del cuerpo y afecta directamente la división celular. Mantiene las hormonas balanceadas tanto en mujeres como en hombres, y es un gran antioxidante que protege contra el cáncer. Ayuda a la producción de energía, y también regula el sueño porque es un mineral esencial en el proceso metabólico de la melatonina. Ayuda a la concentración ya que  también regula la producción natural de dopamina, un neurotransmisor que regula la energía en el cuerpo, el humor,  y la concentración.

El zinc también es bastante bueno para la PIEL: la protege, previene el acné y ayuda en la cicatrización de heridas. También ayuda al crecimiento y la salud del pelo y de las uñas.

El zinc es un mineral clave para la salud sexual de los hombres ya que es bueno para la próstata y para la producción de testosterona. En las mujeres el zinc permite que el óvulo crezca de manera normal, mejorando la fertilidad y también es importante para la buena y eficiente utilización de estrógeno y progesterona en el cuerpo, ayudando a que el estrógeno cumpla su función de manera eficaz en el sistema reproductivo.También ayuda a prevenir que los niveles de estrógeno suban demasiado ya que esto causa un mayor riesgo de cáncer de mama y problemas de fertilidad en general.

Muy altas en proteína: Otro motivo por el cual las ostras mejoran la piel es gracias a que son ricas en proteínas, específicamente de las que ayudan a la elasticidad,

Ayudan a la liberación de Vitamina A del almacén del hígado y también es un protector hepático.

RICAS EN OMEGA 3: Las ostras tienen una gran cantidad de estas grasas que son buenas para el cerebro, el corazón y la piel (ayuda mucho contra el acné).

Otros minerales: Las ostras también contienen selenio, fósforo, calcio, hierro y cobre– todos minerales que fortalecen los huesos.

Hierro: Ayuda a la circulación y la formación de glóbulos rojos en la sangre, ayudando a prevenir la anemia y a aumentar la resistencia contra infecciones.

Cobre: Las ostras contienen altos niveles de cobre el cual permite que se lleven a cabo muchas reacciones enzimáticas del cuerpo y ayuda a su vez a la producción de energía, regular el ritmo cardiaco, y balancear la tiroides.

Vitamina B: Ayuda a liberar energía, descomponiendo los carbohidratos en energía utilizable para el cuerpo.

Vitamina C y Vitamina E : Fortalecen el sistema imunológico: ayudan a defender el cuerpo contra las radicales libres, que son un producto secundario de funciones metabólicas celulares normales.

Ayuda a bajar de peso: Las ostras son uno de los alimentos con más nutrientes en relación a sus calorías. Es decir, las personas que quieren bajar de peso pueden mantenerse muy nutridos, sin tener que sumar calorías.

Es fundamental que las ostras sean MUY frescas.Como ven, esta comida para estómagos agradecidos no está tan mal después de todo.  Pero lo más importante, a disfrutar del mar si lo tienen cerca!