Este es un post de mi blog de Harper’s Bazaar España

Mmmmmmm… que bueno está! Hay más?

Te suena esto? Cuando te sirven un plato exquisito y te entra como una especie de miedo/pánico/ansiedad de que se vaya acabar? Te salen los colmillos y no quieres que nadie se acerque y te quite la delicia que tienes en frente, especialmente si vienes con hambre.

FullSizeRender-457

Es un poco como en la vida: cuando vivimos algo muy muy lindo, hay una especie de miedo y tristeza en el fondo porque sabemos que en algún momento se acabará. Los viajes se acaban, las relaciones se acaban, los momentos mágicos se acaban; todo se acaba. Esa es la naturaleza de las cosas y el ritmo de la vida: las cosas vienen y se van, se llenan y se vacían, suben y bajan. Los opuestos son complementos; sin uno, no existe el otro.

Cuando probamos algo delicioso se nos abren los ojos y lo comemos con pasión y rapidez, deseando que no se acabe y consciente o inconscientemente queriendo pedir más. Pasa especialmente con lo que viene en porciones pequeñas como los taquitos, makis, o platillos. Esto me pasó mucho en Mexico, donde la comida es tan exquisita que no puedes parar de comerla: te sirven algo y quieres algo más, y así uno termina comiéndose todas las tostadas, los  nachos, los tacos, las quesadillas, el mole, el frijol.. y al acabar te quedan las ganas de más.. “¿Puedo ver la carta de postres por favor?” (El picante de por sí también es un estimulo que te excita a comer más).

FullSizeRender-454FullSizeRender-447FullSizeRender-446

Esto de querer siempre MÁS de lo bueno, (sin siquiera haber acabado lo que ya tenemos)  me hace pensar acerca de nuestra dificultad para disfrutar y saborear con detenimiento de las cosas que tenemos al frente. Creo que se nos hace difícil permitirnos gozar de verdad del proceso: de estar presentes y abiertos a lo que nos gusta y dejar que realmente penetre y nos vaya llenando poquito a poco, bocado por bocado respirando tranquilos.

Nos apurarnos sólo por tener más: no profundizamos, no saboreamos y no estamos en el momento cuando tenemos lo que más nos encanta al frente. Y así en la vida nos apuramos por tener, más éxito, más belleza, más dinero, más ropa, más zapatos, más viajes, más comida, más amor, más más más.. (no te ha pasado que cuando estas en un lugar de viaje ya estas hablando acerca del próximo viaje que harás en la siguiente vacación?) y al final no disfrutamos de lo que tenemos porque siempre queremos más. En cierto sentido creo que está relacionado con sentir que nada es suficiente, y quizás en un nivel mas profundo, con sentir que nosotros mismos no somos suficiente.

FullSizeRender-451

La manera de cómo comemos es un reflejo de la manera de cómo vivimos y cómo enfrentamos nuestra vida.

No hay que tener miedo de que lo bueno se nos vaya a escapar. 

Ahí esta la trampa: en el miedo. Tenemos miedo a disfrutar de lo que somos y de lo que tenemos. Le tenemos un miedo fuertísimo a estar presentes y a abrirnos a disfrutar de verdad. No nos han enseñado eso; nos han enseñado a siempre querer ser más de lo que somos, a mirar hacia el futuro y pensar en aquello que podríamos ser si tan sólo… bla bla bla.

Nos hemos acostumbrado a siempre evitar gozar PLENAMENTE del presente y a mirar hacia adelante pidiendo más.

Processed with VSCOcam with g3 presetHay que estar atentos al proceso:

El problema comienza cuando no estamos atentos a los proceso de las cosas.Cuando tomamos el primer bocado y no lo saboreamos, no lo masticamos lento, no respiramos profundo y no sentimos cómo ese bocado nos va llenando lentamente el cuerpo. O cuando en la vida no nos damos el tiempo para pausar,prestar atención, gozar y profundizar en los detalles de las cosas; solo seguimos adelante y preguntamos.. hay más?

propuesta1

“ No vemos lo que está en nuestro plato; lo que tenemos al frente en la vida..”

Es importante estar en los procesos de las cosas buenas, abrirnos a ellas y recibir todo lo que nos pueden dar. No hay que dejar que éstas pasen desapercibidas, y que sean una cosa MÁS de la cual queremos MÁS.Hay que regocijarnos en lo bueno; aprovecharlo porque nunca se sabe cuando llegará su opuesto.

FullSizeRender-448

FullSizeRender-452

Utiliza los momentos deliciosos de la vida como una recarga de batería para que te ayuden a sobrepasar los no tan buenos.

Espero que puedas saborear este post tanto como yo saboree los sabores en México.

FullSizeRender-458Processed with VSCOcam with g3 preset