Este es un post de mi blog de Harper’s Bazaar España

El 98% de las mujeres que hacen dietas, recuperan el peso al cabo de un año. Muchas nos pasamos los días, meses, y hasta años con esta fijación de tener que bajar de peso. Pero ¿realmente es que queremos adelgazar o  es el sentimiento de ligereza lo que buscamos?

Pensamos que una vez que adelgacemos, nos sentiremos felices, contentas, y livianas.   Hoy les propongo algo: ¿Qué tal si en vez de enfocarnos en bajar de peso, nos enfocamos en ESTAR más ligeras, y quizás a consecuencia de eso adelgazamos?

Cuando conectamos con la parte adentro nuestra que es ligera, libre, maleable y flexible, naturalmente nos comenzamos a sentir más livianas y es a RAÍZ de esto, que el cuerpo se comienza a adelgazar, no al revés. Así mismo, cuando nos sentimos pesados, abrumados, y bajoneados, adoptaremos un estilo de vida que empeorará esa misma condición de pesadez, y entonces comeremos más y engordaremos.

El cuerpo sigue a la mente, o mejor dicho, el cuerpo acompaña a la mente y apoya las afirmaciones de ésta.

FullSizeRender-112 copyADELGAZAR comienza con sentirse y pensarse ligero, libre, ágil con la vida de uno mismo. La ligereza no aparece sola, se encuentra cuando uno esta dispuesto a abrirse y entrar en la vida misma y afrontar las circunstancias del presente (buenas o malas)  desde un lugar más elevado con perspectiva.  ADELGAZAR comienza con abrirse uno a la fluidez de la vida de manera que no eres el impedimento de tu propia felicidad. Ser ligero implica ir con la corriente de tu vida, no ser la roca que para el río.

No es por gusto que nos encanten tanto las siluetas delgadas de las modelos y que las veamos como un estándar de belleza ya que inconscientemente  lo que nos atrae de ellas es la sensación de ligereza que representan.  No hay que confundirlo, ya que esto no significa que necesariamente tengamos que lucir un cuerpo delgadísimo porque la verdad es que uno se puede sentir ligero con el cuerpo que sea.

Cuando uno se levanta en una parada de manos, o se para de cabeza, o incluso en PINCHA MAYURASANA, es como en la vida, uno tiene que conectar con su propia ligereza interna. Si tienes pensamientos densos del pasado, o miedos al futuro de lo que pueda pasar (como caerte), nunca te podrás levantar y hacer estas poses. El único requisito para poder hacer estas inversiones es estar presente, y solo tener una cosa en mente: levantarte. No es cuestión de pesar poco  físicamente, ni ser muy bueno. Lo que sí es necesario es sentir que no pesas, y eso sólo lo consigues cuando sientes que puedes, que no hay nada del pasado que te pesa, y no hay nada que temerle al futuro. Sólo estas ahi, y en tu mente sólo está el objetivo de levantarte.FullSizeRender-118 copy

Si la mente te pesa, tu cuerpo te pesa. La relación es directa: si la mente está ligera, tu cuerpo está ligero y te puedes levantar en poses que nunca hubieras podido imaginarte que podrías hacer, o mejor aun, hacer cosas que te cambiarían la vida.

Hoy les propongo algo: qué tal si en vez de intentar UNA y OTRA vez querer adelgazar, de restringirnos, y martirizarnos, ¿por qué no practicamos UNA Y OTRA VEZ poner nuestra mente en un espacio de ligereza? ¿Por qué no nos enfocamos en pensamientos que nos eleven más alto?

Para poder subir a la pose de Pincha MAYURASANA, uno tiene que tener  una cosa en la mente: LEVANTARSE. NO hay nada más en tu cabeza, ya que si otros pensamientos entran, te caes. Necesitas un tipo de concentración que va incluso más allá de la mente: es cuando todo tu ser sólo quiere una cosa y se une tu cuerpo y mente para apoyarte y levantarte.

Yo creo que así debemos vivir: pensando, y recordándonos cada segundo, de levantarnos. No de torturarnos con dietas, no de recordarnos de agredirnos… sino, mas bien, pensar hacia ARRIBA: en maneras de como podrías estar mas ligero, ahora mismo, en tu vida.

¿Qué pensamientos te hacen sentir pesado? Qué tienes que cambiar en tu vida para sentir que te puedes elevar? Qué tienes que soltar? Qué cosas ya no van?

FullSizeRender-124 copyNo hay tanto tiempo.. Tenemos esta vida, esta única vida para lograr todo lo que queremos lograr, pero más importante que nada, para sentirnos realmente elevados. Piensa en cómo puedes conectar a esa parte adentro tuya que te hace sentir más libre y ligera. Comienza hoy.