Nuestra misión es volver a la pureza con la cual llegamos aquí. Después de recoger, vivir, y experimentar todos los colores, hay que darnos cuenta que al final todos esos colores expresados juntos, crean blanco. Crean la pureza y la simpleza del blanco.

Siempre se siente mejor estar limpio,  libre y sin mucha cosa encima y sabiendo que podemos sacar el color que queramos cuando queramos.

Pero no tenemos que maquillarnos constantemente, no tentemos que prepararnos constantemente, no tenemos que llenarnos constantemente con comida y nuevos sabores. Hay que aprender a simplemente poder estar, en la simpleza de nuestra esencia. 

LEER ANTES: COLORES, TU ERES EL COLOR